Monday, August 08, 2005

La verdadera Gloria de Cristo

Es necesario contemplar la Gloria de Cristo con mantenida concentraci˛n, tratando de penetrar en profundo su identidad.  Una idea superficial de Jes¨s puede ser una idea err˛nea, y no precisamente gloriosa.

La vision profŔtica de el Mesýas Redontor (Isaýas 52:2) nos previene contra este riesgo:  ôNo hay hermosura en El, ni splendor; le veremos, mÓs sin atractivo alguno para que le apreciemos.ö

La Gloria de Jes¨s estaba velada por su humanidad, una humanidad plena, autŔntica, pero exenta de pecado; pero al mismo tiempo una humanidad inseparablemente unida a la divinidad.

A medida que ahondamos en nuestra contemplaci˛n del gran Maestro y Salvador, su Gloria se hace mÓs fascinante. ľ JosŔ Martinez

Comments

Name
URL
Email
Email address is not published
Remember Me
Comments

CAPTCHA Reload
Write the characters in the image above